El folclore más divertido

Tortillas volantes, cantaores afónicos, gitanas que leen la buena fortuna, una fiesta interactiva y delirante pudiendo combinarse con bailaores y actuaciones formales.